Veterinarios de todo el mundo en contra la cría de animales braquiocefálicos

Asociaciones y profesionales se unen para evitar la cría de estas mascotas.

Braquiocefálico significa hocico corto/chato, y es una característica que se ha seleccionado en ciertas razas, principalmente en perros, gatos y conejos. Es una característica no encontrada naturalmente que ha ocasionado una gran variedad de problemas, deformidades y enfermedades debido a que se han seleccionado animales con caras cada vez más chatas o cortas. En las últimas décadas, la braquicefalia se ha llevado al extremo en perros, como el bulldog francés, el bulldog inglés, pugs y pequinés, y en gatos, como el persa y el gato exótico de pelo corto.

Ahora, más de mil profesionales del sector veterinario de todo el mundo junto a 71 organizaciones, como la Federación de Veterinarios de Europa (FVE), la Federación de Asociaciones Veterinarias Europeas de Animales de Compañía (Fecava), la Asociación Mundial de Veterinaria de Pequeños Animales (WSAVA) o el Hospital Veterinario Valencia Sur, único representante español, han firmado un manifiesto sobre las fatales consecuencias de la cría de animales con esta característica

Según explican, la más notable es el síndrome de obstrucción crónica de las vías respiratorias altas, más comúnmente conocido como síndrome braquiocefálico o BOAS (por sus siglas en inglés).

Estudios recientes sugieren que más de la mitad de los bulldogs y alrededor de dos tercios de los pugs presentan signos clínicos al respirar, que a menudo son aceptados como normales por sus dueños. Si bien los ronquidos y las sibilancias se consideran normales, son signos de problemas y dificultad respiratoria. Muchos de estos animales colapsan cuando hacen alguna actividad o tardan más de lo normal en recuperarse del ejercicio, al extremo que muchos requieren cirugía para tener una vida normal. 

«Estos animales sufren de varias malformaciones que les ocasionan problemas al respirar, como son fosas nasales estrechas, exceso de tejidos blandos en la boca y la garganta, como el paladar blando y lengua relativamente grande, además tienden a tener tráqueas muy angostas en comparación con animales de tamaño similar con rasgos normales», afirman.

Los perros usan una parte importante de su nariz para enfriarse, particularmente en temperaturas calurosas, pero «este mecanismo es prácticamente inexistente en perros braquicéfalos y, como resultado, son mucho más susceptibles al golpe de calorque puede poner en peligro sus vidas«.

Por otra parte, alertan del incremento de vídeos en redes sociales, catalogados como divertidos o tiernos, de perros braquicéfalos que se duermen sentados o con juguetes huecos en la boca. «Estos vídeos no son divertidos, de hecho, muestran la forma en la que estos animales han aprendido a dormir para mantener sus vías respiratorias abiertas y funcionales»

Los expertos subrayan que estos problemas respiratorios se ven agravados por el sobrepeso, cada vez más común en gatos y en perros. Para acentuar más el problema, apuntan que el estándar actual inglés de la raza pug establece que «no debe tener una apariencia ligera o esbelta».

PRINCIPALES PROBLEMAS

Además de los problemas respiratorios, estos animales sufren a menudo graves problemas dentales, debido a que sus mandíbulas y dientes se deforman al tener una cara muy cortapresentando problemas para sujetar y masticar su comida.

También tienen ojos prominentes los cuales están expuestos a lesionarse fácilmente. Los pliegues en la cara los predisponen a infecciones e inflamaciones cutáneas crónicas. Los discos herniados son comunes en perros seleccionados por una cola rizada. Presentan enfermedades relacionadas con la baja diversidad genética en estas razas.

Por otra parte, es común observar trastornos gastrointestinales, debido a la presión diferencial entre el tórax y el abdomen durante la respiración, a menudo forzada, como reflujo esofágico o hernia hiatal con gravedad variable. «Estudios recientes muestran además un aumento alarmante en las malformaciones de corazón, a menudo inoperables, en los bulldogs ingleses», aseguran.

En los gatos, los problemas respiratorios a menudo pasan desapercibidos, ya que estos animales al sentir dificultad al respirar se vuelven más sedentarios buscando sentirse cómodos. Los gatos son reacios a respirar con la boca abierta, y los más afectados lo encontrarán muy estresante, al igual que los perros.

En conejos braquicéfaloslos problemas dentales pueden ser fatales. Los dientes de los conejos crecen continuamente y si la conformación anatómica no permite que los dientes ocluyan de manera perfecta, como la naturaleza ha previsto, estos crecen demasiado ocasionando dolorinfecciones de encías, abscesos dentales y, a menudola muerte.

Por todo ello, los veterinarios, auxiliares, técnicos veterinarios, profesionales relacionados y organizaciones de todo el mundo que firman el documento opinan que la cría de animales extremadamente braquiocefálicos es fundamentalmente contraria al bienestar y la salud animal y debe ser detenida. “Instamos a los responsables de la toma de decisiones y a las organizaciones veterinarias a nivel mundial a que utilicen los medios provistos en este sitio web para tratar de influir y generar cambios positivos para el bienestar futuro de nuestros animales de compañía”, concluyen.

FUENTE; diarioveterinario.com